21 de agosto de 1888

William Seward Burroughs patenta su máquina sumadora.

Durante el próximo año, se producirán cincuenta máquinas. Las máquinas resultan poco prácticas y difíciles de usar, pero Burroughs continuará mejorando su diseño hasta llegar a  ser uno de los pioneros de la industria de la calculadora.

Más información aquí